Cicloviajes > Guías de destinos

Orientaciones prácticas y colecciones de recursos para preparar tu viaje por distintas partes del mundo

Transnamibia

Última actualización: 8 de febrero de 2012. Escrito por Artista invitado y guardado en Viajes de los lectores


El desierto del Namib, considerado el más antiguo del mundo, está situado en Namibia, Africa. Antiguamente colonia alemana, Namibia es desde 1990 una república independiente, la ultima declarada hasta la fecha en Africa. El Namib, situado en el extremo occidental del país, es una enorme extensión de arena de más de 1.000 km de norte a sur y unos 400 de este a oeste. Limitando por poniente con el Atlantico, el Namib se confunde al norte con la Skeleton Coast (Costa de los Esqueletos), famosa  por los restos de barcos que se encuentran encallados en la arena como fantasmas. Al este se encuentra el llamado pre-Kalahari, puerta de uno de los desiertos más grandes del mundo y la ciudad de Windhoek, capital del país y punto de partida de nuestra travesía TransNamib’08.

Datos personales

Nombre Zaida Peris/ Isidro Juve
Año de nacimiento Z: 30 de diciembre de 1978, I: 18 agosto 1971
profesión Z: Guia turistica(T.S turismo)/ I: Guia de montanya y canyones
Otros viajes en bicicleta Cuba, Nueva Zelanda, Zambia, Malawi, Surafrica,Mozambique,China
Y vuestra web o email www.getjealous.com/isidro

Este viaje

Itinerario Windhoek-Walvis Bay (D-1982)

Walvis Bay-Swakopmund -Heantis Bay

Heantis Bay-Trans Khalahari Highway (Usakos, Namibia)

Duración 15 dias contando descansos
¿Por qué elegiste este recorrido? Para llegar a Walvis Bay-Swakopmund, en la costa atlantica, punto de partida de nuestro proyecto de enlazar la costa atlantica africana con la costa del Indico en Tanzania, dende llegamos 7 meses despues.
Fecha en la que lo realizaste del 17 de septiembre al 2 de octubre de 2008, pero esta ruta es parte del proyecto “Africa y Asia… en bicicleta” que nos lleva actualmente despues de 1 anyo en Africa a ciclar por China.
¿Cuántos ibais? 2, Zaida y yo mismo
Distancia total 578km
Coste aproximado no se….
El mejor día (y por qué) el dia que notamos que el atlantico estaba cerca, y el dia que todo termino y vimos el cartel de Cocacola je,je…
El peor día (y por qué) Sin duda el ultimo, calculamos mal el agua y lo pasamos verdaderamente mal.
La parte de la ruta que más os ha gustado (y por qué) Todo el Parque nacional Namib Naucklufft es increible, pero la zona de Spizkoppe con la roca de color rojo inteso es especial.
El mayor quebradero de cabeza Sin duda como transportar tanta agua con la bicicleta.
El mayor error cometido No llevar mas agua, mas sales minerales y recuperadores
La sorpresa más agradable Los Damaras y la gente que te encuentras en el desierto, no dudan en ayudar.

La bici y el equipo

El modelo de bicicleta Dos KTM Chicago + 1 remolque “fat bob”
¿Le hicisteis alguna modificación? Portaequipjes, neumaticos atipinchazos Schwalbbe Marathon, manillar de mariposa, silin Duopower.
¿Llevábais para cocinar? Hornillo Primus de gasolina (fuera de Namibia y Surafrica es dificil encontrar cargas de gas)
¿Y tienda de campaña? Ferrino Chaos 2 (2 plazas) 1,200kg
¿Qué os hubiera gustado llevar? Sin duda mas agua, aunque era practicamente imposible sin hundirse en la arena.
¿Qué os habéis arrepentido de llevar? Nada, todo estaba estudiado en cuanto a material.

Recomendaciones a alguien que vaya a hacer la misma ruta:

Mapa: Es imprescindible un buen mapa de la zona del Namib que vayais a recorrer. El departamento de Estudios Geotecnicos del gobierno namibio en Windohek lo vende, escala 1:25.000. Preparad el dinero, no es barato.

Saco de dormir, las noches son muy frias en el desierto.

Proteccion solar: Manga larga para ciclar (preferiblemente de color claro) durante el dia y proteccion total, gafas, crema…. El sol abrasa! Recomendamos un pequenyo toldo de lona 2×2 (lo venden en Greensports, Windhoek)para las paradas. Nosotros lo llevavamos pero lo perdimos durante el camino, (aun nos preguntamos como).

Agua: Llevavamos 2 “mamonas” de nylon de 5 litros cada una, ademas de botellas de plastico y las de las bicis. Pensad que a los 5 minutos de salir el sol ya son “caldito”.Todo reforzado con sales minerales extra compradas en farmacia. Micropur Forte, imprescindible para tratar el agua de calidad dudosa, o sea toda la del Namib.

Comida: Carne seca ‘biltong” va muy bien, es energetico, no pesa y aguanta el calor, nuddls faciles de cocinar y hidratantes, frutos secos, carne en lata surfricana(“cornmeat”), pesa y es asquerosa, pero energetica. Y miel, muy importante para meterse “chutes” cuando no puedes mas.

Horarios: Nos levantabamos a las 4 de la manyana, parabamos de ciclar durante las horas centrales del dia y continuabamos a partir de las 16:00 cuando el sol empezaba a bajar. En las paradas “fabricabamos” sombra con los rulos de dormir.

Comunicacion: Nosotros no llevabamos telefono ni nada por lo que no sabemos si hay cobertura. Pero una vez se llega a la pista de las dunas de Sossusvlei, !estais salvados! Camiones “overlanders” cada 15 minutos. En Spitzkoppe encontrareis pequenyos poblados Damaras muy amigables.

Neumaticos: Recomendamos neumaticos de montanya o si no gruesos, ya que los mixtos finos se hunden en la arena. Sin entrar en marcas, los antipinchazos van muy bien. Nosotros tubimos solo 1 pinchazo en los 578km.

Mapa de la ruta

Mapa sacado de la web de Zaida e Isidro

Nuestro trayecto empieza en la ciudad de Windhoeck, para cruzar después el Namib Naucklufft Park hasta la ciudad costera de Swakopmund. Allí continuaremos por la costa atlántica hasta el antiguo asentamiento de Heanties bay, a las puertas de la Skeleton Coast. Después nos dirigiremos al este otra vez por el Namib, cruzando Damaraland, la tierra de los damaras y hasta la Transkalahari Highway, donde finalizaremos nuestro recorrido. En total 540km pedaleando por uno de los climas más extremos del mundo.

Galería de fotos

Diario de viaje

Preparativos y Logistica

Los primeros problemas que nos planteamos durante los preparativos de la travesía, son los de transporte y logística: ¿Cómo transportar en la bicicleta tantos litros de agua?, ¿y la comida?, ¿se puede encontrar agua en el desierto?, ¿vive alguien en el Namib?. La respuesta a muchas de estas preguntas las encontramos en el Departamento de Estudios Geotécnicos de la ciudad de Windhoek. Allí por unos cuantos dólares conseguimos mapas detallados a escala 1:25.000 del desierto. Una primera ojeada a los mapas nos revela una gran cantidad de pequeños triángulos azules, siempre cerca de pistas o de lo que parecen antiguas edificaciones, aunque sólo aparecen durante los primeros 200km; después nada de nada. Bien, estos triángulos son extracciones de agua por bombeo (pump water), en muchos casos dentro de grandes explotaciones ganaderas y en otros casos formando parte de antiguas minas de uranio o de piedras semi-preciosas, muy abundantes en el Namib. Agua de calidad dudosa, pero al fin y al cabo, agua.

El problema del transporte de agua lo solucionamos gracias a Michel I Clarisse, unos amigos de Windhoek que gestionan Ben Namibia, una ONG que forma mecánicos de bicicletas, y fabrica y entrega bici-ambulancias a comunidades del norte de Namibia. Ellos nos dejaron un carro para transportar 20kg extra, 15 de agua y 5 más entre comida y material de reparación de las bicis. Respecto a la comida, un buen surtido de nudlles, sardinas y carne sudafricana enlatada y grandes cantidades de Biltog (carne seca de kudu y orix), leche en polvo y café serán suficientes.

Primer obstáculo: el clima

El 17 de septiembre nos ponemos en marcha. Los primeros kilómetros son asfaltados, pero poco después empieza la pista y los problemas. No estamos acostumbrados al peso del carro, la conducción es difícil y encima la rueda delantera es demasiado estrecha y se hunde constantemente en la arena. Tenemos que salir empujando la bici de estas trampas, con el consecuente desgaste físico que supone. Para redondearlo, la temperatura durante el día ronda los 50 grados Celsius y las pocas sombras que encontramos las tenemos que compartir con serpientes, escorpiones, chacales y todo tipo de insectos. Para evitar las horas centrales del día establecemos desde el principio una rutina de horarios: Nos levantamos a las 4’00h de la mañana, recogemos el campamento y desayunamos; a las 5’00h empezamos a rodar para aprovechar el fresco de las primera horas; a las 11’00h paramos y utilizamos los aislantes de dormir para “fabricar” sombra. Volvemos a ciclar a las 4’00h de la tarde, cuando baja el sol y hasta las 6’00h de la tarde. Después montamos el campamento y cenamos pronto. En el Namib, las noches son frescas y las puestas y salidas de sol, sencillamente espectaculares, es cuando todo alrededor nuestro  se vuelve de color rojo intenso. En el desierto, la sensación de soledad, la ausencia de sonidos y el horizonte infinito nos cautiva.

Los tres primeros días son los peores. La pista es muy mala, no para de subir y bajar y encima tenemos que cruzar ríos secos donde nos quedamos atrapados en la arena. El tercer día nos damos cuenta de que ya hace dos días que no vemos a nadie, nada, ni un alma. Aún así el mapa no falla y vamos encontrando pequeños puntos de agua que tratamos con pastillas potabilizadoras antes de consumir.

“Farm Niederschasen”, último lugar habitado

La explotación ganadera de Niederschasen es el último lugar habitado antes del Namib Naucklufft Park y el último lugar donde abastecerse de agua. Después durante 200km nada de nada, el desierto absoluto. En Niederschasen reponemos fuerzas y nos hidratamos bien. El 20 de septiembre entramos en el verdadero desierto, el punto de no retorno.

El paisaje es increíble, puro desierto . Pero no estamos solos, nos acompañan cebras, avestruces, orix y springboks, corriendo cerca nuestro. Ciclamos por rectas de hasta 40km de largo y por un terreno que nos permite rodar a unos 20km/h. Menos velocidad nos habría comportado problemas de agua el último día.. El 21 de septiembre, cuando ya llevamos 250km desde Windhoeck, cerca del salar del Ganab, vemos a lo lejos una nube de polvo, al rato un rumor que cada vez se hace más perceptible y media hora después se planta delante nuestro un camión-autobús lleno de turistas que no paran de hacernos fotos y ofrecernos agua. ¡Agua fresca! La nuestra hace días que es caldo. Acabamos de llegar a la C-14, la pista más transitada del Namib, la que llega hasta las famosas dunas de Sossulvei. El 25 de septiembre llegamos a Walvis Bay-Swakopmund, la segunda ciudad más grande de Namibia, y la más germánica de todas.. Nos quedamos unos días para descansar, poner las bicis a punto y cruzar otra vez el desierto, esta vez por la tierra de los damaras.

La costa del Atlántico

Los 70km que separan Swakopmund de la población de Heanties bay, son los más fáciles que hemos hecho hasta ahora en África. La pista está cubierta por una gruesa capa de sal semejante al asfalto. Por el camino encontramos los famosos barcos encallados en la arena, algunos de ellos hace pocos meses que están abandonados. Tenemos el viento a favor, así que rodamos rápido siempre siguiendo la costa.

En Heanties Bay nos quedamos unos días y visitamos la colonia de focas de Cape Cross, según nos dicen, una de las más grandes del mundo.

Damaraland, la tierra de los damaras

Volvemos al desierto, esta vez a la tierra de los damaras, una de las mayores comunidades de Namibia, con cultura y lenguaje propio. Vamos a cruzar los 140km que separan Heanties Bay de la Trans-Kalahari Highway, la carretera que une Swakopmund y Windhoek. Pasamos por la montaña de roca de Spitzkoppe, famosa en la comunidad escaladora por sus rutas de escalada.

Abandonamos la fría costa atlántica para entrar en el caluroso pre-Namib. Nuestro amigo Willy, que nos ha dejado dormir en su casa de Heanties Bay, nos indica la mayor pista para las bicis, así que de buena mañana empezamos a ciclar  con una visibilidad  casi nula por culpa de la típica niebla de la costa atlántica, la misma que tantos barcos ha enviado a tierra. Tardamos 2 días en cubrir  los 140km y la primera noche podemos acampar cerca de Spitzkoppe. Otra vez el desierto nos sorprende con sus colores y su silencio. Spitzkoppe va cogiendo diferentes tonalidades de rojo a medida que se esconde el sol, no en vano para los damaras es una montaña mágica. Por la noche oímos a los chacales llorar y acercarse a la tienda en busca de nuestro desayuno.

Al mediodía del 2 de octubre llegamos al Trans-Kalahari Highway. Esta vez hemos calculado mal la cantidad de agua y ya hace horas que tenemos que ir parando cada pocos kilómetros, exhaustos. Gracias a un bote de miel y un poco de pan seco seguimos tirando. En un poblado damara nos dan agua, pero no tenemos fuerzas para desinfectarla y tragamos sin mirar el interior del bote metálico que nos ofrecen. Agua caliente, pero ¡¡¡agua!!! Estos últimos kilómetros son muy, muy, duros y la bici se hunde en la arena en muchas partes, los nervios afloran y hay que empujar para salir de estas trampas. El calor no tiene piedad y aún respetando horarios sufrimos una fuerte deshidratación que nos agota. En el desierto, por mucho líquido que bebas, la sensación de sed no te la quitas nunca.

Llegamos a la Trans-kalahari Higway, y lo primero que vemos es un kiosco con un cartel de Coca-Cola  ¡¡¡increíble!!! . Otra vez encontramos un camión-autobús cargado de turistas que nos hacen fotos, nos dan agua y nos dicen: ¿estáis locos o qué?. Seguramente si, pero hemos conseguido cruzar dos veces el desierto del Namib en bicicleta…y salir vivos.

TransNamib’08 es parte del proyecto AFRICA Y ASIA…EN BICICLETA empezado en septiembre de 2008 y que actualmente nos lleva cruzando ASIA en bici, despues de 11 meses en Africa. Podéis ver más fotos y relatos en: www.getjealous.com/isidro


 

Este artículo fue publicado el 6/mayo/2010. Última actualización: 8/febrero/2012 dentro de la categoría Viajes de los lectores en Rodadas.net, una página web sobre cicloturismo y viajes en bicicleta mantenida por Álvaro Martín y Alicia Urrea.

El artículo está sujeto a una licencia Creative Commons 3.0. Es decir, puedes distribuirlo y adaptarlo SIEMPRE que nos cites (más concretamente, cites al autor y enlaces a la dirección permanente del artículo); no lo uses con fines comerciales o en publicaciones comerciales; y el resultado de tu trabajo también esté bajo una licencia de Creative Commons

Siempre puedes volver encontrar este artículo en: https://www.rodadas.net/2010/05/06/transnamibia/


Comentarios Hay comentarios de 13 intrépidos

  1. Luis dice:

    Muy chulo el viaje, pero qué calor 🙂

    Y mucha buena suerte con el que lleváis ahora.

  2. Guille 84 dice:

    Os faltó agua llevando un Bob?? Pero de cuantos litros estamos hablando??

    • Isi &Zaida dice:

      hola Guille!
      buff…en el desierto siempre falta agua…ten en cuenta que fueron 3 dias enteros sin poder reponer agua…(los dias anteriores pudimos reponer en alguna pileta para ganado)en total llevabamos unos 24 litros, 10 en el Bob, 10 en Camelbacks y el resto en botellas de agua. Aun asi, hicimos corto…

  3. slow dice:

    Es increible lo que se puede hacer, lo

    • slow dice:

      Es increible lo que se puede hacer, lo que habeis realizado…

      enhorabuena!!!!

      intuyo lo mal que lo habeis podido pasar, pero espero que la experiencia os haya valido la pena, no me queda muy clara la ruta sibre el mapa que habeis colocado, pero más adelante intentaré aclararme

      Nos decis que las ruedas se os hundian, pero entones, que balon aconsejariais? y para el Bob?

      Gracias por compartir ese maravilloso viaje.

  4. slow dice:

    He visto un sistema de transporte un poco especial…

    Dos Bobs uno tras otros arrastrados por una bici, en el desierto, ese sistema puede ser útil?

    se me ocurre que en un bob se puede llevar el agua…

  5. Alberto dice:

    Increible vuestro viaje!

    Las bicis eran nuevas? por que elegisteis este modelo?

  6. Isi &Zaida dice:

    Si, las bicis eran nuevas. Son KTM pero podrian haber sido perfectamente cualquier otra marca que fabrique buenos cuadros de mountainbike. Nos interesaba especialmente que tubieran suspension delantera para no machacarse manos y brazos en las pistas del Namib. Creo que si tubieramos que volver ha hacerlo, iriamos con Orbea…por eso de hacer pais.

    • Alberto dice:

      Es que me parecian muy BTT para el viaje! como ando buscando una bici para el cicloturismo, pensaba que la gente mas experimentada iba a por algo mas “preciso”..

      • Isi &Zaida dice:

        Como empezamos en Africa buscabamos bicis polivalentes para el desierto, pistas, carretera, ciudad etc…Ademas que fueran sencillas para poder arreglarlas o encontrar piezas de recambio en cualquier ciudad media africana. Despues estaba el tema del presupuesto. Asi que nos decidimos por BTT. Si hubieramos tenido mas presupuesto y en lugar de Africa hubieramos ido a Europa por carreteras asfaltadas supongo que nos hubieramos decantado por una mas especializada en “road”. de todas formas, nuestras bicis estan “tuneadas” con potencias regulables, manillar de marioposa, guardabarros etc…

  7. Pit bikes dice:

    Increible, eso si es aventura… toda el agua del planeta tiene que ser poca!! da ser de ver las fotos 😛

  8. polyciclo dice:

    Impresionante, parece un intento de suicidio en toda regla…¿que motiva a realizar un cicloturismo tan extremo? si cualquier viaje cicloalforjero supone un cumulo de dificultades, el realizarlo en tan inhospitos parajes supone un riesgo mas que importante, la mayoria de las veces la aventura sale bien, pero segun vuestra cronica me imagino que la sensación de miedo, habra estado latente en varias ocasiones durante este extremo viaje. Sin embargo es probable que cuando recordeis esos momentos vividos,en medio de esa agreste naturaleza, os reafirmareis en que sin lugar a dudas, ha merecido la pena…
    Excelente e impresionante relato. Mi mas sincera Admiración ¡¡ Chapeaú ¡¡

  9. l.javier dice:

    IMPRESIONANTE! Muchas felicidades… Desde luego hay que echarle un par! Buena suerte en el resto del viaje, pero vamos, despues del desierto seguro que es pan comido!

Deja tu mensaje al oir la señal


Anterior: Siguiente:
 
← Anterior Siguiente →
 

↑ PUBLICIDAD


Síguenos

Mails ocasionales con novedades del proyecto

No nos va el spam, palabrita.

A no ser que se indique lo contrario, los contenidos están bajo licencia de Creative Commons.

Estamos alojados con eCliente, que además de ser muy buenos en lo que hacen, son buena gente. La tecnología detrás de Rodadas

Rodadas está en la red desde mayo de 2005.

A no ser que se indique lo contrario, los contenidos están bajo licencia de Creative Commons.

Estamos alojados con eCliente, que además de ser muy buenos en lo que hacen, son buena gente. La tecnología detrás de Rodadas

Rodadas está en la red desde mayo de 2005.