Cinco consejos para cicloviajar en pareja

Escrito el 18 de diciembre de 2007 por Alicia y guardado en Compañeros de viaje


Rueda corazón. Foto encontrada en la web de Josie Dew

Si a las dificultades propias de cualquier viaje en pareja le añadimos una pizca de sufrimiento, unas gotitas de aventura y un poco de cansancio físico acumulado, el resultado puede ser una explosión nuclear que haga palidecer la de Hiroshima. Creedme, que nos ha pasado. A lo largo del tiempo, hemos aprendido que hay cosas que pueden evitar, no ya el estallido, sino ni si quiera que empiece a construirse la bomba. He aquí nuestros descubrimientos:

#1: Ser tolerante con el ritmo del otro

¿Es importante que los dos compañeros tengan el mismo ritmo? Mi opinión es que es importante que puedan llevar el mismo ritmo cuando hace falta. Por ejemplo si lluve, se está haciendo de noche, hay viento en contra, estamos cruzando los suburbios de una gran ciudad o vamos por una carretera con mucho tráfico.

Dicho esto, si intentamos que los dos vayan siempre al mismo ritmo lo más probable es que uno se agote y se cabree y el otro se frustre y se cabree. Así que lo mejor es que se vaya junto cuando se desee pero ninguno de los dos se frustre si el otro quiere ir más rápido o más despacio. Es decir, que ambos puedan ir solos sin cabrearse.

Para ello, lo suyo es tener un protocolo que evite que cada uno se vaya por un camino distinto. Por ejemplo nosotros siempre nos esperamos en la entrada del pueblo, en la parte de arriba de la cuesta y en los cruces y rotondas. En los puertos de montaña nos esperamos cada 3 o 4 kilómetos. Esto es, si es que nos perdemos de vista. Esto nos hace parar a esperarnos más o menos una vez cada 20-25 minutos por lo que nunca hay una separación excesiva entre los dos.

Si el que va atrás tiene un problema (sólo llevamos un móvil) para a un coche que vaya dirección al otro compañero y le pide que le avise de que algo va mal (pinchazo, desviador roto o cualquier otra circunstancia).

#2: Ser disciplinado y colaborativo

Lavar los platos, coser botones, ir a hacer la compra, vigilar que todos los componentes de la bici funcionen o que siempre haya comida en la bici-despensa… Después de un largo día de bici y aire libre, es muy posible que estemos demasiado cansados para hacer nada más que meternos en la cama. Pero para que una “pareja ciclista” funcione es imprescindible que, aunque estemos muy cansados, cada uno se encargue de sus tareas. Y es fundamenta, claro, que sea proactivo y diga “esto lo hago yo” aunque no le apetezca un ripio.

En nuestra experiencia, para que un viaje salga bien siempre debe haber azúcar, sal y aceite en la alforja-despensa; los cambios no se pueden bloquear cuatro días seguidos y cuando uno se levanta por la mañana debe poder hacerse un té sin tener que limpiar el cazo de los restos de la cena del día anterior (que le tocaba al otro).

Asimismo, si a uno termina con lo suyo, debe ayudar al otro de tal manera que ambos terminen más o menos a la vez 😉

#3: Ser sincero (y creer lo que dice el otro)

La confianza en el otro es la base fundamental de la pareja cicloviajera. Si uno ve que se marea y se lo dice al otro, éste debe creérselo a pies juntillas, hacerse cargo de la situación y buscar inmeditamente un sitio donde parar. Se trata de erradicar de la conversación el “¡qué exagerado!”. Claro, esto implica que hay que procurar no exagerar. Es decir, si uno quiere parar porque ese día esta vago, es mejor decir “tio, quiero un helado” a “me duele la cabeza, me vendría bien un helado”.

Por otra parte hay que intentar no hacerse el valiente. Es decir, si te pasa algo, es mejor soltarlo cuanto antes y tratar de decidir entre los dos cuál es la mejor forma de lidiar con la situación.

Parece una cosa de perogrullo, pero a nosotros cumplir con esta máxima nos habría ahorrado alguna tendinitis y un casco roto.

#4: Ser positivo

Ponerse nervioso cuando la cosa se pone difícil es la forma más fácil de acabar con los nervios y la paciencia del otro, que no solo tendrá que hacerse cargo de la situación sino también de nosotros. Ante una caída, un pequeño hurto o cualquier otra situación desagradable el consejo es respirar dos veces, tener paciencia y un poquito de sangre fría. ¡Ah! ¡Y reirse! Reirse todo lo que uno pueda!

La segunda parte del “ser positivo” es procurar no tomarse como una afrenta personal los comentarios de la otra persona y bromear, reirse y disfrutar aunque parezca que la cosa está negra. ¡Eh! ¡Que estás de viaje!

#5: Ponerse de acuerdo con los pormenores del viaje antes de empezar

Cosas que deberías hablar con tu compañero antes de salir:

  • Presupuesto: ¿cuánto vamos a gastar cada día? ¿dará para comer de restaurante o de bocata? ¿para dormir en hoteles o solo en campings?
  • Rutina diaria: a qué hora nos levantamos, cuánto tiempo pedaleamos cada día (kms), cada cuánto paramos y a qué hora dejamos de pedalear
  • En qué sitios es aceptable dormir: Más allá del tema del presupuesto, a veces no hay sitios económicos donde dormir. En esos casos: ¿se pone la tienda o se busca un hotel?

Seguro que durante el viaje van saliendo más temas, pero con ponerse de acuerdo con estas cuestiones básicas será suficiente (esperamos) para que ninguno de los dos acabe con un ojo morado o durmiendo en el frio suelo. ¡Feliz pedalada!

 

Este artículo fue publicado el 18/diciembre/2007 dentro de la categoría Compañeros de viaje en Rodadas.net, una página web sobre cicloturismo y viajes en bicicleta mantenida por Álvaro Martín y Alicia Urrea.

El artículo está sujeto a una licencia Creative Commons 3.0. Es decir, puedes distribuirlo y adaptarlo SIEMPRE que nos cites (más concretamente, cites al autor y enlaces a la dirección permanente del artículo); no lo uses con fines comerciales o en publicaciones comerciales; y el resultado de tu trabajo también esté bajo una licencia de Creative Commons

Siempre puedes volver encontrar este artículo en: http://www.rodadas.net/2007/12/18/cinco-consejos-para-cicloviajar-en-pareja/



Comentarios Hay comentarios de 17 intrépidos

  1. slim dice:

    unos consejos muy buenos para viajar en bici, en coche o en avión, y si me apuras vienen bien hasta en el viaje de la vida diaria. Tratare de aplicarlos aunque como siempre la teoria es mas facil que la práctica.Por unas vacaciones sin estallidos.

  2. Bluetomate dice:

    Nunca he viajado con mi pareja, siempre lo hago en solitario o con mis amigos del club. Es una pena pero mi chica y yo vemos las cosas de distinta manera.´Quizas leyendo vuestros consejos se anime.

    • Ali dice:

      Es una pena que no podáis compartir el tema de los viajes en bici, pero no todo el mundo está dispuesto a pasar por lo malo de un viaje como este. También es cierto que lo que no se conoce a menudo se teme. Quizá se imagina que lo va a pasar mucho peor de lo que en realidad lo pasaría…

    • Avo dice:

      Cuando Ali y yo nos conocimos allá por la noche de los tiempos ella no montaba en bicicleta. Su hermano había hecho algun viaje de un mes, pero ella prácticamente no había tocado la bici.

      A fuerza de un par de años de paseitos, algunos piques y demás nos animamos a hacer nuestro primer viaje. Íbamos como unos pardillos con poco más de 18 años. Sufrimos más de lo que pensábamos, nos mojamos, pasamos frío… Pero nos gustó tanto que desde entonces no pensamos en otra cosa que no sea en viajar.

      • cristina dice:

        Muy buenas , he disfrutado mucho leyendo vuestras opiniones.
        me adentro en una nueva aventura el mes que viene con mi pareja, mi primera vez y estoy bastante nerviosa, tanto por que no se que llevar y si es lo correcto, por qeu son cuatro semanas en bici y sobre todo por que no quiero terminar con mi relacion jajajaja, creo que nos compenetramos muy bien pero a la hora de montar en bici somos un poco diferentes , ya que el esta mucho mas preparado, de todas forma estoy muy contenta de haber tomado la decision de hacerlo, creo que es una prueba de fuerza tanto personal como en pareja. Ya os contare si la he superado .
        un saludo y gracias por compartir vuestras opiniones.

  3. Julio dice:

    Viajar en pareja es muy bueno, pero si se utiliza un tándem mejor. Muchas parejas temen ponerse a pedear juntos en la misma bicicleta, pensando en posibles discusiones y tal. La realidad es que es “la prueba de fuego”, donde se aplican todas estas normas básicas que nos comenta Ali; confianza, coordinación, apoyo, optimismo, compartir buenos y malos momentos… Se llega a un nivel superior donde ambos sois uno sólo. Es muy divertido viajar juntos, charlando de vez en cuando, dándose ánimos con una caricia en la espalda, el que va detrás puede mirar el mapa en marcha o hacer fotos, o mirar un lugar para acampar, o hablar por el móvil en caso necesario…

    Mi novia Sandra tampoco usaba la bicicleta antes de conocernos, pero probó la tándem que tenía al empezar a salir y… ¡a recorrer el mundo!.

    Por cierto, cuando queráis probar la tándem nos avisáis y hacemos una rutita juntos. Siento no haberme quedado mucho en la cena de la bicicrítica, pero nos tuvimos que ir pronto.

  4. Manuel dice:

    Muy buenos consejos. Es la mejor forma de evitar conflictos y que cada uno tenga ese mínimo de libertad que hace falta en cualquier actividad en común.
    Enhorabuena por vuestra web.

  5. VERO dice:

    Comence hace un año y medio mas o menos a salir en bici con mi novio.
    Él es genial¡¡ Tiene mucha paciencia, ya que yo no soy tan positiva, pero creo que nos complementamos bastante bien.
    Con el tiempo y una caña aprendes a tener esa vision mas positiva, supongo que la practica,el estado fisico y mental respecto al reto tambien condiciona, acompaña y cambia.

    Me gusto mucho vuestra seccion y la web.

    Gracias por ayudarnos a todos aquellos que circulamos en bici por el mundo.

    un beso

  6. Anónimo dice:

    Yo empecé hace algo más de un año a hacer salidas en bici con mi novia. Ella no habia salido antes, yo si, desde el principio le gustó, creo que la clave está en empezar poco a poco marcandose unos objetivos no muy ambiciosos al principio, en no atosigarla en exceso y en que cada uno tenga sus momentos de pedalear en solitario. Ella es bastante impulsiva y tiene que aprender a canalizarla para que no se desvoque. pero tambien gracias a esa energia y a su fuerza de voluntad y afan de superación que hacemos estas salidas. Uno ya ve cuando tiene que alejarse un poco cuando se intuye que la cosa empieza a ponerse un poco tensa, especialmente en los momentos de mayor calor, esfuerzo o deshidratación, que son cuando más posibilidades hay de que surja un conflicto.
    pero sobretodo, paciencia, és la base de la convivencia. ahora ya le gusta tanto que incluso es ella quien propone las salidas y quiere que duren mas dias.
    Un abrazo.

  7. Ingrid dice:

    Que genial !!
    Estoy en argentina y pienso partir a hacer mi primera experiencia en bici por uruguay !
    Ojalá encuentre un cimpañero de ruta !

  8. Saludos a rodos.
    Con mi novia estamos tratando estos temas justamente. Normalmente convivir en un departamento es mas sencillo, cada uno se va a trabajar, “descansa de su pareja” para volver a al noche y verse de nuevo. Sin embargo, en bicicleta son 24hs del otro sin excepción. Por eso deben ser uno. Tolerancia, alegría y apoyo mutuo son claves.
    Concejo de profesor (que lo soy): para que una actividad guste, las primeras experiencias deben ser POSITIVAS.
    Por eso chicos, salgan con sus novias de a poco, sin riesgo primero, alguna noche de acampe, un buen vino… Cada vez vayan haciendo durar más las salidas. Y comprendanlas. Es probable que ellas (o él , si es el de menso experiencia) se asuste ante la velocidad qu elleva uno en sus decisiones de viaje. Expliquen porque de las cosas, sus ventajas, asi su pareja estará mas segura.
    En fin, se trata de pareja y las cosas deben ser parejas también. Recuerden que viajando todo se magnifica, tanto las asperezas como la unión de ambos.
    Vamos a hacer un gran viaje largo con mi novia y estamos felices en ese proceso…

  9. tinguaro_68 dice:

    Buenos consejos.
    entonces ?
    SOLO O ACOMPAÑADO ????

  10. jose dice:

    Que buen articulo y muy interesante. Yo hasta la fecha aun no me decido en eso de viajar solo o acompañado, la verdad no he encontrado a nadie con quien sienta que pueda soportar tanto tiempo ni que me pueda aguantar, sobre todo porque soy un poco terco y me gusta mucho viajar de noche a veces hasta que ya no puedo mas, asi hayan pasado ya mas de 12 horas y este en medio de la nada, o aunque este a punto de desmayarme.. digo y o es que tenga la gran condicion, porque no es asi, pero soy de los que se ponen una meta y prefiere morir en el intento o no dormir, pero llegar, aunque luego signifique tener que quedarme en un hotel 2 o 3 dias porque ya no me es posible pararme jajajaja. Pero son excelentes consejos, los tendre muy en cuenta, mas porque planeo hacer mi primer viaje en grupo, no es mucho, quiza unos 600 kms, pero pues creo que me toca ser paciente ajajaja asi que espero irme con un dia extra de ventaja para ir holgado y no desesperar si la demas banda va muy lento jajajajajajaja lo chsitoso es que al final a mi sea a quien tengan que estar esperando 😀 un abrazo a todos desde mexico y espero pronto poder pedalear por otros lados y tener el gusto de encontrarles 😀

  11. EVA dice:

    Me ha encantado, son consejos muy, muy prácticos, sobre todo lo de no tener que estar siempre pedaleando juntos, lo de las esperas en las subidas y sitios complicados en los que obviamente es muy dificil que tengamos el mismo ritmo, me parece genial!
    El primer viaje juntos ha sido bastante ajetreado y complicado, en agosto en plena Castilla la Mancha… pero para ambos una experiencia inolvidable y pensamos seguir viajando en bici!
    Muchas gracias y felices pedaladas!

Deja tu mensaje al oir la señal

A no ser que se indique lo contrario, los contenidos están bajo licencia de Creative Commons.

Estamos alojados con eCliente, que además de ser muy buenos en lo que hacen, son buena gente. La tecnología detrás de Rodadas

Rodadas está en la red desde mayo de 2005. IBSN: 1999-08-17-49

A no ser que se indique lo contrario, los contenidos están bajo licencia de Creative Commons.

Estamos alojados con eCliente, que además de ser muy buenos en lo que hacen, son buena gente. La tecnología detrás de Rodadas

Rodadas está en la red desde mayo de 2005. IBSN: 1999-08-17-49